HOME
AUDIO
SCORES
SEARCH
ABOUT US

 

Honorio Siccardi   Compositor   

     photos

 


Ilustración de Consuelo Mallo López

Extraido del Libro "Vida y Obra de Honorio Siccardi" de Elvira Siccardi - 1994

  Al cumplirse -el 10 de septiembre- 30 años de la desaparición física de Honorio Siccardi quiero evocar el recuerdo de su vida, su personalidad y su obra creativa.
  Compositor, pianista, pensador, escritor, pedagogo, consagró su fecunda labor con la generosidad de un espíritu altamente humanitario y universal.
  Trataré de realizar, humildemente, el resumen de sus estudios y de su obra creativa.
Honorio Siccardi nació en Buenos Aires el 13 de septiembre de 1897 y murió el 10 de septiembre de 1963. Era hijo de Juan Ángel Siccardi y Teresa Bigi, italianos del norte.
  Pasó su infancia, adolescencia y juventud en la ciudad de La Paz, partido de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires. Terminada la escuela primaria se dedicó en primera instancia al estudio de la música. Fueron sus maestros en la Argentina: Felipe Boero y Ernesto Drangosh en piano, Arturo Berutti y Gilardo Gilardi en armonía; Francescone en canto.
 
  En 1918, cuando tenía 21 años, viajó a Italia, para perfeccionar sus estudios de canto. Se inscribió en el Superior Conservatorio Arrigo Boito de Parma. Realizada la prueba de canto se confirma que las cuerdas vocales habían sido forzadas y es opinión de los profesores que no continúe. Al comunicar el resultado de la misma a su padre le consulta si debe regresar. Este le aconseja que asista a otras clases. En aquel tiempo el Conservatorio Arrigo Boito estaba dirigido por Juan Francisco Malipiero, veneciano nacido en Asolo y muerto en Treviso en 1973.
 
  Siccardi asiste entonces a las siguientes clases: Piano, Organo, Violín, Contrapunto, Armonía, Formas Musicales, Composición, Instrumentación, Canto Gregoriano, Historia de la Literatura, Recitación, Mímica Acompañante. y Maestro
  Se graduó en Composición con las más altas calificaciones: 10 puntos en las 2 pruebas finales. Sus maestros: Malipiero en Composición, Guido Gasparini en Historia de la Música -quien al mismo tiempo fuera director de la Biblioteca y Fundador de la Asociación de los Musicólogos Italianos (Siccardi fue el representante de esta Institución en la Argentina)-, Tonelli en Literatura Dramática, se asombraron de su enciclopedismo y el vasto conocimiento que poseía de la literatura italiana.
  En ese tiempo Casella, Malipiero, Pizzetti y Resphigi eran considerados los padres de la música italiana. Con tendencia moderna profundizaron en las raíces de la música renacentista: Malipiero todo lo creado desde el Renacimiento lo consideraba fuente de la música a la que se debía volver por nuevos caminos. Por eso a este movimiento se lo conoce como Neoclasicismo. Luis Dalla Picola, más joven, nacido en 1904 avanza hacia la música más moderna, la dodecafónica de Schoenberg, sin perder la tradición renacentista.
  Este fue el marco de la escuela de Siccardi donde las ideas de la nueva generación florecían cimentadas y vivificadas en los pilares de los grandes maestros Monteverdi, Corelli y Vivaldi.
El año de estudio programado por Siccardi se prolongaría a cuatro por los reiterados pedidos del maestro Malipiero al padre de su alumno.
 
  Honorio era de naturaleza muy afectiva y sensible, por lo cual se puede pensar que al pasar tanto tiempo lejos de todos los vínculos dejados en su país, su ánimo podía haberse afectado. Pero no fue así: en Italia tenía a sus abuelos maternos en cuya casa vivió, y al mismo tiempo encontró en Malipiero un entrañable cariño. Durante las vacaciones del Conservatorio acompañaba al querido maestro a su residencia en Asolo y allí continuaba sus estudios. Este elogia las obras de Siccardi como compositor y lo insta a colaborar con él como colega al proponerse la actualización de la notación de Monteverdi y, especialmente, de la obra Orfeo y Euridice, cuyos derechos les fueron adquiridos por la Editorial Chester de Londres.
  Cuando vuelve a su país la vinculación con sus maestros continúa a través de la correspondencia, que sólo se interrumpirá con su muerte. En ella se refleja el movimiento musical mundial, en particular el de la Argentina.
  Del entrañable afecto del maestro Malipiero por Siccardi da fé un comentario realizado por la señora de Leopoldo Hurtado, crítico musical del diario La Prensa de Buenos Aires: el matrimonio Hurtado concurrió al Congreso Italiano de Música, realizado en Roma en 1954. Al encontrarse con Malipiero y decirle que Hurtado es alumno de Composición de Siccardi, éste -con gran alegría- manifiesta: "Entonces usted es mi nieto, porque Siccardi es mi hijo".
  Era inagotable su capacidad para mantener ininterrumpidamente la correspondencia con familiares, colegas, alumnos y amigos dejados en el país. Aparte del valioso epistolario con Malipiero, encontramos el de muchos otros colegas: Aaron Coplan, norteamericano; Lorenzo Fernández, Raúl Amengual y Villalobos de Brasil; Adela Obregón y Manuel Ponce de México; Venetto Lavier y Charleton Spruger de la Biblioteca de Nueva York; Sánchez Bella del Instituto de Cultura de Madrid; Guido Gasparini de Italia; Domingo Santa Cruz de Chile, decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Santiago de Chile.
 
   La creación de Siccardi corno compositor, escritor o pedagogo se ve constantemente enriquecida porque en ningún momento deja de intensificar y acrecentar sus estudios. Su talento es reconocido desde muy joven: Melgar, Director del Colegio Nacional de Dolores le ofrece la presidencia de la comisión de Estética de dicha casa de estudios. A este respecto la Casa Ricordi de Buenos Aires publica su tema "Estética"; y en el mismo año la Editorial de Música de Buenos Aires publica su "Reseña de actividades en la República Argentina - Volumen I".
  Siccardi era ecléctico, individualista, neoclasicista y al mismo tiempo cultor de la música autóctona. Entre los muchos temas tratados en su libro "Interludio" figura el de la música popular, presentando un panorama del folclore mundial y al referirse al cíe la República Argentina dice: "el número de creaciones de carácter diverso que se desarrollan en nuestro país superan en mucho al de antiguos y nuevos países de reconocida trayectoria".
  Comenzó su labor de compositor en 1924. Empleó un estilo contrapuntístico, dentro de una textura general discordante. Predominaron en su música las obras de piano y canto, revelando así su preferencia por las disciplinas elegidas desde el comienzo de su aprendizaje. Puso música a veinticinco poemas argentinos, que también tradujo al italiano (Martínez Estrada, al recibir la edición de un poema suyo musicalizado y traducido al italiano por Siccardi expresó: "Su poesía me gusta más que la mía").
  Su concepto de la canción se revela en estas palabras suyas: "...La relación entre la poesía y la música que ahondé con Malipiero, sigue siendo para mí motivo de atracción. Respecto de la estrecha relación con la palabra, la frase poética debe ser determinante, no puede estar supeditada a la música, cuya misión es la acentuación de la primera...".
 
   Respecto a su dedicación a la docencia podemos decir que Honorio fue Maestro de Maestros y su actividad en este campo en nada disminuyó su espíritu creador, antes pienso que más bien la vivificó.
En Buenos Aires impartía clases de composición tres o cuatro días en la semana. Sus alumnos son hoy hombres destacados en la música: Washington Castro, director de orquesta, celista, según Arizaga, neoclasicista de naturaleza moderada; Hilda Dianda, una de las más valorizadas respresentantes de la actual creación, la música electroacústica, ampliamente reconocida en el país y en los ambientes internacionales; Manuel Juárez, compositor de música internacional moderna, director de obras sinfónicas de cámara y ballet, profesor de composición, que dirige con Gustavo Molina una escuela para instrumentistas de música popular y es defensor del folklore. Juárez dedicó a su maestro una "Elegía" que fue presentada al teatro Colón para ser ejecutada en 1964 pero que sólo por la intervención de Bruno D'Astoli fue estrenada en 1969. Esta obra se repitió en otros círculos musicales, entre ellos en la Facultad cíe Derecho. Leopoldo Hurtado, escritor, conferenciante -que se dedicó especialmente a la estética de la música- estudió composición y analizó obras con Siccardi, lo cual le permitió llegar a ser un crítico musical idóneo y justo.
 
   Entre los años 1924 y 1933 se radicó en el país Ernesto Ansermet, nacido en Suiza en 1883 y fallecido en su país natal en 1969. Director de Orquesta y compositor actuó regularmente al frente de la orquesta de la Asociación del Profesorado, dando un vital impulso a la vida musical argentina tanto por la renovadora confección de los programas como por los artículos que escribió. Posteriormente, con la Orquesta del Teatro Colón, realizó una tarea magistral, dando a conocer en sus conciertos sinfónicos la última producción europea, lo que provocó una inestimable actualización de las ideas y las técnicas. Dirigió obras argentinas, principalmente del Grupo Renovación.

   Siccardi acompañó a Ansermet en una gira por ciudades del interior del país en la que conoció la ciudad de Dolores, en la Provincia cíe Buenos Aires. En aquel tiempo había en Dolores: Escuela Normal Nacional, Colegio Nacional, Escuela de Artes y Oficios y además un Departamento judicial con juzgados en lo Penal, Laboral y Civil. Siccardi decidió radicarse allí, aunque sin perder el contacto semanal con la Capital. Esta ciudad culta y tranquila, permitió que no le resultara indispensable vivir en Buenos Aires en forma permanente para realizar su obra. En adelante fecharía sus cartas y sus obras en Dolores para demostrar que en una ciudad del interior del país se puede crear, posiblemente, mejor que en la Capital. Es que para Siccardi la música fue siempre un estado del espíritu y no una actividad redituable.
No es tarea grata, pero es indispensable hacer referencia, para corregir errores, a un artículo publicado en La Prensa de Buenos Aires el 14 de febrero de 1988 por el crítico musical Alberto Devoto: al preguntarle a Hilda Dianda respecto a Siccardi como compositor y maestro, ella le responde: "sólo en lo concerniente a la posición mental fue su influencia. En lo estético dejaba amplia libertad a cada uno de nosotros". Devoto creyó que no era indispensable que Dianda supervisara los datos biográficos de Siccardi, que suponía, ampliamente difundidos, y así dice: " la fecha de nacimiento es 1842 y la de su muerte 1944" (lo correcto es 1897 y 1963, respectivamente).
 
  Al hacer referencia a su integración al Grupo Renovación dice: "no era asiduo concurrente al grupo, lo que no se debía a desinterés de su parte. El motivo era su radicación en Dolores". Aclaro este error: Siccardi se incorpora al Grupo a partir del 15 de febrero de 1937 en que empieza a desempeñarse como Secretario de dicha institución en reemplazo de Juan Carlos Paz -quien integrará una nueva sociedad denominada Agrupación Nueva Música- y actúa desde ese momento en forma regular. Pasa en Buenos Aires tres o cuatro días en la semana para dar sus clases de composición, asistir a los encuentros del Grupo Renovación y seguir el movimiento artístico de la Capital. Como Secretario mantiene correspondencia con músicos del país y del resto del mundo, especialmente de Latinoamérica.
En otro párrafo dice Devoto: " la biblioteca de Siccardi está ubicada en Mar del Plata". Esto es también erróneo, aunque la confusión se basa en un hecho cierto: el 19 de junio de 1979, en emotivo recuerdo de su maestro, Washington Castro inauguró en esa ciudad la Biblioteca "Honorio Siccardi" a partir de, las obras que el tenor italiano Sante Rosolen donara antes de regresar a su país y de muchas de las obras publicadas del compositor. El archivo de las obras y la biblioteca musical de Honorio están, en realidad, en la casa donde vivió, en Dolores, y que en la actualidad habita con su familia el hijo menor del compositor, Héctor José.

  Luego de recorrer la obra musical de Siccardi pienso que su inspiración está basada en motivos afectivos. Se puede afirmar sin equivocarse que todo lo que familia, profesores, colegas, amigos y alumnos le brindaron en afecto, fueron el impulso indispensable para estimular su creación, no solo múltiple, sino de un caudal que no parece ser posible para un creador que solo vivió 63 años y multiplicó su capacidad de trabajo como compositor, pedagogo y escritor.
  Para juzgar técnica y estéticamente la obra de Honorio Siccardi recurro a una opinión autorizada, la de su alumna Hilda Dianda, la cual dice: "en la actualidad la obra de Siccardi crece, lo contrario de lo que sucede en otros casos. De todas maneras y no obstante los juicios que podamos emitir respecto a la generosa, amplia, diversificada labor del creador, maestro, musicólogo, en definitiva humanista, este juicio lo dirá el tiempo".
  Al finalizar este recordatorio de la vida y obra de Honorio, quiero dejar constancia de temas por él tratados, próximo ya a sus postrimerías, en las cuales se transmite un gran valor humano.
"El canto al trabajo" para yunque y coro. "A la Virgen de Dolores", letra de Monseñor Calcagno; 12 voces y coro mixto.
  El poema sinfónico "Oración por la paz", letra de Belisario Roldán, 1 voz, 2 pianos y coro femenino. Dedicado al gran mártir de la no violencia, Ghandi, obra póstuma de Honorio Siccardi.

Obras del autor

Obras musicales

  • 1920: "Himno de Escuelas Normales y Nacionales" "Himno a los Maestros fallecidos". Texto de Francisco Fernández. Para voz y piano.
  • 1925: "Tres poemas sobre Martín Fierro"; I Amanecer, II La doma, III Despedida.
    "Ejercicio metódico de canto a 2 voces"
  • 1929: "Melancolía" (Malinconia), música de Siccardi y letra de Leopoldo Lugones. Versión italiana de Honorio."Desolación" (Desolazione) "A mi esposa María Amada Quinteros". Letra de Leopoldo Lugones. Traducción italiana de Siccardi.
    "Canción de los ex alumnos".
  • 1930: "Himno del Colegio Nacional de Dolores". Texto de
    Alfredo Bufano; para 2 voces y piano.
  • 1932: "Rondó de Maniño". 1 Tus juegos, II Qué sueñas, 111 Baila Maniño (dedicado a su hija). Piano.
    "Para hacer bailar al cordero de madera'". '"Para alegrar las horas de las comidas" dedicado a su hijo Juan Francisco. Piano.
    "Los estudios de Chiquito" I Tranquilo, 11 Paseo, dedicado a su hijo Héctor José. Piano.
  • 1939: "Himno (le la Escuela N° 1 de Lomas de Zamora". Texto de Juan Picarelli; para una voz y piano.
  • 1940: '"La canción para la abuela". Letra de Leónidas Barletta. Traducida al italiano por Siccardi. G.Ricordi & Impresores, B. Aires.
    "Romance con lejanía" para voz y piano. Letra cíe C. Mastronardi. Traducción al italiano por Siccardi. G. Ricordi & Impresores Bs. As.
  • 1942: "Alegreto para tíos pianos"; para celebrar las bodas de oro de sus padres, dedicado luego al pianista y pedagogo Ruwin Erlich, radicado en la Argentina desde 1938, estrenado por los pianistas Amelia Oliva cíe Erlich y el ingeniero Enrique Orta Nadal.
    "Preludio y Fuga para clarinete y piano", dedicado a Leopoldo Hurtado.
  • 1944: "Quinteto de cuerdas": Gauchito, Pericón, Vidala, Chacarera.
  • 1945: "Primera Suite Argentina": Preludio, Gato, Vidala.
  • 1946: "Segunda Suite Argentina": Reflejo, Laguna Chascomús, Tata Viejo en la enramada, jinete. "Cuatro Romances'": Desolación, Melancolía, Esperanza, Albricias. Texto de Leopoldo Lugones, estrenada por la soprano argentina Mercedes Melbros.
    "Ave María" para coro a cuatro voces. "Sonata a dos coros a dos voces y piano".
  • 1947: "El patito juguetón" (dedicado a la memoria de . la insigne pedagoga Rita Kurzman). Publicada en 1948 en Edición de Música Argentina de Bs. As.
  • 1948: "A la memoria de Manuel Ponce"'. Piano.
    "El cosaco ansioso". N° 1 de los "Estudios sobre un bajo obstinado". Piano. Ed. Argentina de Música de Bs. As. Dedicado a Miguel Giménez Curda.
  • 1949: "Vidala para coro a dos voces". "Huaino" para coro a dos voces.
  • 1950: "Cuatro canciones populares francesas".
  • 1951: "Dos canciones populares españolas" I canción zamorana II Vito. Cuatro voces mixtas a capella. 1952: "Tramonto". Presentada en el Gran Rex por la soprano Mercedes Melbros acompañada por el compositor.
    "Tres canciones populares italianas." I Talar del Quinientos; II Gigota vana; 111 Pronto a la mesa.
  • 1953: "Himno Gallego". Trascripción para 4 voces mixtas a capella.
  • 1954: "Vidala número dos" para voces femeninas a capella.
    "Tres líricas para Amada Quinteros". I Cadencia, II Reflejos III Conformidad., Letra de Siccardi. Dedicado a su esposa Amada Quinteros. Estrenada en la Sociedad de Compositores, por el tenor Sante Rosolen, en canto y Leo Schartz al piano. Actualmente incluido en el repertorio de la soprano argentina Estela Pizarro Moneta.

Obras para la escena

  • -"El Angelus", misterio en un arto de Agüero Vera.
  • -"La Suite Sinfónica Buenos Aires", ballet con argumento propio (para instrumentos de viento y percusión).
  • -"Flechas y Arcabuces" ópera e n dos cuadros.
  • -"Doña Clorinda la descontenta", ópera en dos cuadros.

Obras literarias

  • 1922: Colabora con su maestro Malipiero en la actualización cíe la notación de Monteverdi y del Orfeo y Euridice, cuyos derechos les fueron adquiridos por la Chestel de Londres.
  • 1930: "Preguntas de armonía".
  • 1934: "Preguntas de teoría". 1935: "Apuntes de armonía".
  • 1942: "Síntesis de instrumentación" en colaboración con J. Fischer, dedicado al colega José María Castro.
  • 1945: "Domenico Scarlatti a través de sus sonatas". Ilustrado por la escultora Alicia Pérez Penalba. Dedicado a la señora Cecilia Benedic de Benedetti. Siccardi inicia su obra con esta extraordinaria síntesis respecto a D. Scarlatti: "Exaltación nítida, pura, vivaz, el arte de Domenico Scarlatti es toda vida, alegría, desenfado, seguridad, audacia, ocurrencia, renovada invención".
    "La música en la Divina Comedia". Ilustrado por el pintor Juan Carlos Castagnino. La versión original escrita en italiano, traducida al castellano por el autor adaptando los versos de la versión de Bartolomé Mitre. Fue editada en 1963, poco antes del fallecimiento de Siccardi.
  • 1950: "Síntesis de formas musicales".
  • 1953: "Reseña de actividades en la República Argentina, Volumen I". "Estética".
    - Libretos para una ópera de cámara de Luis Gianneo y Juan José Castro.

Traducciones del castellano al italiano

  • -Obra de Raquel Adler - 1 Vol.
  • -Dos cantos del Bardo de Schumann - transcripción para tres voces.
  • -Piedad Señor (para la obra de Stradella).

Traducciones del italiano al castellano

  • -Clásicos Italianos - 1 Vol.
  • -Cartas a Manuel cíe Falla y a Igor Stravinsky de F.Malipiero

Otras actividades

  • En el marco de la Gran Gira "Pro difusión de la música argentina" ofreció 270 conferencias que ilustró al piano.
  • Fundó 16 coros y dos bibliotecas musicales.

Premios

  • 1934- Municipalidad de Buenos Aires.
  • 1936- de la Asociación del Profesorado Orquestal.
  • 1936- de la Comisión del Primer Centenario Revolución de los Libres del Sud.
  • 1936- de la Comisión de Música Contemporánea Varsovia -Polonia.
  • 1937- de la Edwin Fhases Colection de Philadelphia.
  • 1943- la Comisión Nacional de Cultura le concede beca para el estudio y determinación de la actual condición de la Música Argentina. Se publica "Reseña de la actual Música Argentina" - Vol. 1.


Photos

 

Honorio Siccardi
Honorio Siccardi
Honorio Siccardi
Honorio Siccardi


 

Compositores & Intérpretes - Copyright 2017